POLÉMICA EN EL MUNDO DEL TOREO

Escrito por manoloblog09 06-03-2009 en General. Comentarios (0)

6/3/2009 16:39 h José Tomás y Paco Camino devuelven sus medallas de las Bellas Artes al toreo tras el galardón a Fran Rivera Ordóñez

José Tomás, en junio del 2007 en Barcelona. Foto: ALBERT BERTRAN
José Tomás, en junio del 2007 en Barcelona. Foto: ALBERT BERTRAN
EFE
MADRID

Los toreros José Tomás y Paco Camino han decidido devolver sus medallas de las Bellas Artes del toreo, concedidas respectivamente en el 2007 y el 2004. Los diestros comunicarán su determinación por carta al ministro de Cultura.

Esta decisión llega unos días después de hacerse pública la concesión del mismo galardón a Francisco Rivera Ordóñez, matador poco apreciado por los puristas del toreo. El galardón fue otorgado a Rivera a propuesta del titular de Cultura, César Antonio Molina, por haber dado "prioridad a afinar su técnica, que resulta ahora más estética, reposada y profunda".

Aunque todavía no se ha cerrado el contenido de la carta, sí es firme la decisión de Camino y Tomás, que acordaron devolver sus medallas en el transcurso de un encuentro que mantuvieron en Sevilla la semana pasada. Por otro lado, los toreros se están planteando eliminar extractos de la misiva como "bajos fondos del toreo", según personas allegadas a los implicados.

"Vergüenza torera"

Camino y Tomás redactaron entonces una primera carta dirigida al ministro, que todavía no han llegado a enviar, en la que justifican su decisión "por vergüenza torera" y en la que no se hace mención de Rivera.

"El concepto Arte del Toreo lo están ustedes degenerando [...]. Las medallas no las queremos tener entre tantos y tantos prestigiosos recuerdos y trofeos que sí que valoran nuestro Arte de Torear, porque con ello traicionaríamos el valor y sentimiento de los mismos", dicen los diestros en el texto.

Es una cuestión no sólo de vergüenza torera, sino de vergüenza de verdad, de la de la cuarta acepción de la palabra en el diccionario Larousse "deshonor, infamia, indignidad, escándalo" y aún me quedo corto.

Vamos, que si a mi me hacen eso, no sólo devuelvo la medalla, sino que soy capaz de dejar de torear.

Aquí el ministro Antonio Molina desafina escandalosamente.

¡ Si levantara la cabeza el Antonio Molina de verdad, lo mandaba directo a la mina !